Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Un niño la primera victima de crisis migratoria

Un niño es la primera víctima mortal desde que Turquía abrió sus fronteras. La nueva tragedia ocurrió frente a las costas de la isla griega de Lesbos, luego de que una barca naufragara con 48 refugiados procedentes de Siria.



La apertura, que implica la suspensión del acuerdo sobre migración entre Turquía y la Unión Europea del 2015-2016, abrió sin lugar a dudas, una nueva puerta del drama y el sufrimiento de los inmigrantes.


El pequeño, primera víctima de la nueva tragedia humanitaria que se vive en las fronteras europeas, iba en un bote inflable cuando se volcó la precaria embarcación. Los tripulantes hicieron volcar la precaria embarcación al divisar a la guardia costera griega, según los guardacostas, para forzar el rescate. El niño de 6 años fue rescatado pero murió cuando era trasladado al hospital.


Por otra parte, las autoridades turcas dijeron que un hombre resultó herido de muerte cuando las fuerzas de seguridad griegas abrieron fuego a los emigrantes que estaban protestando en la frontera. Grecia negó rotundamente los hechos, diciendo que no han estado involucrados en ningún incidente relacionado con disparos. Miles de personas se encuentran en la frontera después de que Turquía dijo que ya no detendría el cruce de emigrantes. Grecia también ha negado las noticias de que dos sirios fueron asesinados a tiros mientras intentaban cruzar la frontera el miércoles.


Los videos y fotografías que se han tomado cerca de la frontera norte de Turquía con Grecia muestran a emigrantes corriendo por el campo, escapando del gas lacrimógeno. Algunos refugiados han asegurado que los soldados griegos disparan a las piernas y que cinco de ellos resultaron heridos graves. Tres hombres de Agfanistán y Senegal le contaron a la BBC sobre un incidente en el que dijeron que vieron a dos sirios muertos a tiros en el cuello y la cabeza.


Grecia por su parte dijo que los inmigrantes estaban siendo manipulados como peones por Turquía en un intento de ejercer presión diplomática. Grecia dice que desde el sábado de la semana pasada ha evitado que 27.823 refugiados entren ilegalmente al país y arrestó a 220 personas. Altos funcionarios de la Unión Europea han visitado el área, prometiendo ayuda financiera al gobierno de Atenas para aumentar la seguridad.