Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Un cargador universal para Europa

Europa quiere un cargador que sea universal y funcione en todos los

dispositivos. El Parlamento Europeo aprobó con mayoría abrumadora

una resolución que pide a la rama ejecutiva del bloque, obligar a las

compañías tecnológicas a que utilicen un único tipo de cargador.



Los legisladores piden un cargador común que se pueda utilizar en

diferentes marcas y tipos de dispositivos, incluidos teléfonos móviles,

tabletas (Aipad) y lectores de libros electrónicos.


La resolución también insta a la EU a explorar maneras de aumentar el

número de cables y cargadores que se reciclan, así como de garantizar

que los clientes no estén obligados a comprar un cargador con cada

nuevo dispositivo que compran. Apple se ha opuesto rotundamente a

propuestas similares. Sus cables Lightning no son compatibles con

dispositivos fabricados por compañías de hardware rivales. Otras

marcas tienden a usar variantes USB para los cargadores.


“La legislación tendría un impacto negativo directo al interrumpir los

cientos de millones de dispositivos y accesorios activos utilizados por

nuestros clientes europeos e incluso más clientes de Apple en todo el

mundo”, escribió la Apple en un comunicado oficial.


La Comisión Europea ha estado considerando posible soluciones a

este problema desde hace un década. En el 2009, los fabricantes de

teléfonos inteligentes, incluido Apple, firmaron un acuerdo de

entendimiento no vinculando, acordando unificar los cargadores.

La resolución aprobada el jueves de esta semana pide a la Comisión

que presente reglas “reforzadas” para julio de este año.


La Unión Europea quiere forzar a Apple a adoptar un cargador

universal. Desde el 2014 que la UE persigue unificar los accesorios

para reducir los residuos electrónicos. El Parlamento Europeo ha

decidido ponerse duro y reclamar a la industria de telecomunicaciones

que se vuelva a tomar en serio la unificación, en el marco del gran

pacto verde.