Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Turquía prueba suerte en el mercado automotriz

Turquía ha presentado oficialmente al mercado automotriz, su primer vehículo eléctrico, bautizado como “El TOGG”. Se trata de un ambicioso y millonario proyecto de tecnología sostenible y que no impactará en forma negativa al medio ambiente.

El presidente del país, Recep Tayyip Erdogan se sentó al volante de uno de los coches durante su lanzamiento para mostrar su apoyo al proyecto. "Turquía deja de ser un comprador de las nuevas tecnologías. Pronto nos convertiremos en un país que desarrolla, produce y exporta nuevas tecnologías a todo el mundo. Nosotros poseemos el poder, la voluntad, el conocimiento técnico y mano de obra. Confiamos y creemos en nosotros mismos", dijo el presidente Erdogan.

Este ambicioso proyecto, que tendrá un costo inicial de aproximadamente 3,7 mil millones de dólares, dará empleo a partir de 2022 a más de 4000 personas en una mega factoría al sur de Estambul. Allí se van a fabricar alrededor de 175 000 vehículos anuales.


El TOGG, que es como se llamará el nuevo auto turco, llega arrogante al mercado de los coches eléctricos, a desafiar a Tesla, actualmente líder en este sector.


Actualmente, el 95 % del mercado de los coches eléctricos se centra en 10 países: China, Estados Unidos, Japón, Canadá, Noruega, Gran Bretaña, Francia, Alemania, los Países Bajos y Suecia. Pero según la Agencia Internacional de la Energía para 2040 habrá 600 millones de vehículos eléctricos rodando en el mundo para cumplir los objetivos internacionales en materia de medio ambiente, y Turquía no quiere quedarse fuera de este lucrativo negocio.


Países como Suecia prohibirán el uso de los combustibles fósiles dentro de diez años (bencina y diesel), y está claro que en el futuro el coche eléctrico pasará a formar parte esencial de nuestras vidas.