Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Suecia, el tercer mejor país del mundo

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha publicado una lista sobre cuáles son los 10 países con mejor calidad de vida del mundo y Suecia ocupa el tercer puesto después de Noruega y Canadá, que ocupan los puestos uno y dos respectivamente.


Así quedó la lista de los mejores del mundo:

1. Noruega 6. Holanda

2. Canadá 7. Dinamarca

3. Suecia 8. Nueva Zelanda

4. Australia 9. Islandia

5. Suiza 10. Luxemburgo


El estilo de vida sueco vive un verdadero boom en todo el mundo. Lo que los suecos llaman ‘lagom’, una expresión que significa “término medio”, es un estilo de vida en el que las cosas sencillas son las más importantes de la vida. Pasar el tiempo con la familia y amigos, conciliar el trabajo con la vida personal, tener pocas posesiones y cuidar el medioambiente es solo la punta del iceberg de un país en el que 8 de cada 10 adultos cuenta con educación superior, es rico, igualitario y tiene un buen trabajo.

Sin embargo, esos lujos que los suecos creen no tener, sí que los tienen. La mayor parte de los automóviles que se ven por las calles del país son de alta gama, nuevos y modernos, destacando entre los modelos más vendidos en 2018 el Volvo XC60, el Volkswagen Tiguan y el Nissan Qashqai. El resto de los autos más vistos en las calles del país son de las marcas Audi, Mercedes y BMW. Y claro está muchos Teslas eléctricos que son más amables con el medio ambiente.

Todo esto tiene su repercusión en la sociedad. Suecia tiene uno de los índices más bajos de accidentes de tráfico en el mundo y los organismos competentes tienen la ambiciosa meta de llegar a la cifra de “cero accidentes fatales”. Los suecos, en 20 años han logrado reducir los accidentes con víctimas mortales a la mitad. De 541 muertes en 1997, se registraron solo 254 en 2017, una cifra anual que otros países de Europa la registran en un mes.


Los suecos también viajan mucho. En sus vacaciones en el extranjero gastan un promedio de 15.600 coronas suecas por persona. Los principales destinos turísticos son Estados Unidos y Tailandia, pero también viajan mucho a Finlandia, Noruega, España y Croacia. Los suecos también eligieron en 2019 otros destinos de larga distancia como Republica Dominicana, Cuba, Japón, Canadá, Sri Lanka y Sudamérica.

En el campo de la salud, en Suecia la esperanza de vida al nacer es de 82 años, dos años más que el promedio de la OCDE de 80 años. La esperanza de vida para las mujeres se sitúa en los 84 años, en comparación con 81 años para los hombres.


Suecia es el líder mundial en el cuidado del medio ambiente y uno de los únicos países que encarnan un modelo en cuanto a políticas climáticas y medioambientales. Por estos días hemos escuchado mucho hablar de la conferencia numero 25 sobre el clima en Madrid, pero cabe señalar que la primera de estas reuniones se celebró en Estocolmo en 1972.

Suecia no se conforma con lo que ya ha logrado y continúa estableciendo objetivos ambiciosos para las próximas décadas.

Estos objetivos incluyen eliminar los combustibles fósiles en el uso de la calefacción para el 2020, la neutralidad de carbono y una mejora del 20% en la eficiencia energética de aquí al 2050. La cuota de las energías renovables en el suministro energético del país ya aumentó a 45%, y se espera alcanzar el 50% en 2020.


Este desempeño se debe en gran medida a los esfuerzos realizados por los ciudadanos, lo cual no impide que la economía sueca represente el séptimo PIB per cápita más alto del mundo, que tengan una tasa de apertura del 90%, el doble de la de Francia, y que mantengan su dinamismo industrial, impulsado por empresas líderes como Volvo, IKEA y Electrolux y que se especialice en productos de alta tecnología y economía verde.


Además, Suecia es el país de la seguridad por excelencia. A pesar de los problemas de delincuencia que han prosperado en los últimos tiempos, sigue estando entre los países más seguros del mundo.

Clara muestra de ello es que su cifra de homicidios está entre las más bajas si las comparamos con los demás países. La seguridad del país, junto con su elevado nivel cultural, su gran participación ciudadana, su constante preocupación por el medio ambiente y su alta esperanza de vida, hacen de Suecia uno de los países ideales para tener una buena calidad de vida y le hacen merecedora de ese tercer lugar en el que le ha colocado la OCDE en sus listas.