Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Se enciende la alarma de nueva epidemia

El primer caso del nuevo coronavirus de China llega a Estados Unidos

La Organización Mundial de la Salud considerará en las próximas horas declarar una emergencia de salud pública internacional por el nuevo coronavirus de China, que ha cobrado seis víctimas. Esta alarma internacional es la misma que se encendió con la gripe porcina y el ébola. La declaración de la OMS será vista como un llamado urgente para una respuesta mundial coordinada.


La Comisión Nacional de Salud de China confirmó esta semana por primera vez que la infección podría transmitirse de persona a persona. Una pareja en la provincia de Guangdong habría sido infectada de esta manera.


Por otro lado, se confirmó que al menos 15 funcionarios médicos en Wuhan también se infectaron con el virus y uno de ellos ha sido aislado en estado crítico. Los paramédicos y enfermeras se infectaron con el virus debido al contacto con los pacientes.


Oficialmente se han reportado 291 casos en las principales ciudades de China, incluidos Beijing y Shangai. Sin embargo, la mayoría de los pacientes se encuentran en Wuhan, la ciudad central de 11 millones en el centro del brote.


También se han identificado otros casos en el extranjero: dos en Tailandia, uno en Japón, uno en Corea del Sur y uno en Taiwan. La mayoría de los infectados había estado recientemente en Wuhan.


Las autoridades de muchos lugares, incluidos Australia, Singapur, Hong Kong, Taiwán y Japón han intensificado la inspección de pasajeros áereos desde Wuhan. Incluso, las autoridades estadounidenses han tomado medidas similares en los aeropuertos de San Francisco, Los Àngeles y Nueva York.


Se teme que el virus pueda propagarse con una rapidez extraordinaria y más allá de la región de Wuhan, a medida que millones de personas en China se preparan para viajar a sus hogares, este fín de semana y celebrar las fiestas del Año Nuevo chino. Este movimiento masivo de personas podría significar que las autoridades no puedan monitorear una mayor propagación de la enfermedad.

Los expertos de otros países creen que hay muchos casos sin ser detectados. Un informe del Centro MRC para el Análisis Global de Enfermedades Infecciosas del Imperial College de Londres afirmó que habrían más de 1.700 casos. La Universidad de Hong Kong acercó la cifra a 1.300 personas.


El virus, conocido también como 2019-nCoV, se entiende como una nueva y extraña cepa de coronavirus que no se había identificado nunca en seres humanos. El último virus parecido mató a más de 700 personas y afectó a más de 8.000, en un brote también en China en 2002.