Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Restringen visas a mujeres embarazadas

Van a restringir la entrada a Estados Unidos a las mujeres embarazadas, que planeen dar a luz en ese país. Es una nueva medida anunciada por el gobierno de Trump para controlar el llamado “turismo de maternidad”.


El Departamento de Estado reveló que las regulaciones, que entrarán en vigencia de inmediato, llevarán a que los consulados rechacen las solicitudes de visa de mujeres cuyo “propósito principal” sea dar a luz en ese país para que el bebé obtenga la ciudadanía estadounidense. Dado que en Estados Unidos, la ciudadanía se obtiene por naturalización o nacimiento, muchas mujeres deciden viajar a ese país durante su embarazo para dar a luz allí, según afirman las autoridades.


“La norma aborda las preocupaciones sobre los riesgos que conlleva esta actividad para la seguridad nacional y para la aplicación de la ley, incluida la actividad criminal asociada con la industria del turismo de maternidad, como se refleja en los enjuiciamientos federales de personas y entidades involucrados en ese industria”, indicó el comunicado. La norma afecta a los solicitantes de visas B1 y B2, que se otorgan a visitantes temporales con fines de turismo o negocios.


El documento, sin embargo, no deja claro en que forma los oficiales consulares o de inmigración determinarán si las personas que buscan viajar a Estados Unidos están embarazadas o tienen el propósito de dar a luz allí. No obstante, aclara que la persona interesada en viajar será la encargada de demostrar ante el oficial consular el motivo del viaje y que quedará a consideración de este último, la emisión de la visa.


De acuerdo con el diario The Wall Street Journal, el efecto de las nuevas reglas probablemente sea mínimo, ya que las visas de turista generalmente se emiten por 5 o 10 años, lo que significa que una mujer embarazada podría ingresar a Estados Unidos con una visa válida que le fué otorgada años antes. Hace algunos días, una aerolínea asiática tuvo que disculparse luego de exigir a una mujer que tomara una prueba de embarazo para permitirle embarcar a Saipan, en las Islas Marianas, uno de los territorios estadounidenses que se ha convertido en un destino de turismo de maternidad.


No hay cifras oficiales sobre el número de personas que viajan a Estados Unidos a dar a luz, aunque el Departamento de Estado citó informes de embajadas y consulados que, según consideró, prueban que es una “tendencia en aumento”.

“Ha surgido toda una industria de “turismo de nacimiento” para ayudar a las mujeres de otros países a venir a USA para obtener la ciudadanía para sus hijos al dar a luz en Estados Unidos”, señala el documento del Departamento de Estado. Alrededor de 10.000 niños nacieron en EE.UU. de padres que son residentes extranjeros en 2017, el último año en que hubo datos disponibles.


Desde sus inicios, el gobierno de Trump ha tratado de limitar la inmigración a Estados Unidos y el propio mandatario ha sido particularmente crítico con la ciudadanía por derecho de nacimiento.