Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Récord de cultivo de coca en Latinoamérica

El cultivo de hoja de coca en América del Sur se ha duplicado desde el 2013, al mismo tiempo que la violencia vinculada a la droga aumenta en forma alarmante. Un nuevo informe sobre los estupefacientes en la región ha revelado los máximos históricos del narcotráfico, la aparición de nuevos carteles, y mucha violencia, especialmente en Brasil, Colombia y Venezuela, según la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes.



La superficie total destinada al cultivo ilícito de la planta de coca en Latinoamérica creció de las 120.600 hectáreas a un record histórico de 245.000 en los últimos años. Al mismo tiempo, el estudio estima que la fabricación ilegal mundial de cocaína también alcanzó un nuevo máximo histórico de 1.976 toneladas, impulsada principalmente por el aumento de su fabricación en Colombia.


Luis Alberto Otárola, miembro de la Junta definió este problema en Colombia como “muy complejo y grave”. “No olvidemos que América del Sur es responsable de la producción total de la hoja de coca, pasta base y clorhidrato de cocaína en todo el mundo. Toda la red y las mafias que se originan para trasladar este producto a Europa, y sobre todo a América del Norte ha corrompido a funcionarios y sistemas”, escribió Otárola en un informe a la ONU.



Por otro lado existe una sotisficación en el tráfico de las drogas. Se han descubierto minisubmarinos que utiliza el narcotráfico, avionetas que van a África, otras que hacen una ruta del norte de Sudamérica hacia Honduras y El Salvor y de ahí a Estados Unidos. Los problemas de violencia social también son alarmantes. El informe confirma que el 33 por ciento de los homicidios mundiales ocurren en América Latina y el Caribe, lo que convierte esta zona en una de las regiones más violentas del mundo. En Brasil, Colombia y Venezuela la tasa de homicidios es superior a la media regional de 22 por 100.000 habitantes.



La gran preocupación que denuncia este informe es el crecimiento en la superficie de coca ilegal en los países de la región andina, alrededor de 2.000 toneladas. La gran mayoría de la coca va del mercado colombiano hacia los Estados Unidos, y la que sale de Perú por el río Amazonas también se trafica por Guyana y Venezuela. El consumo de cannabis también parece incrementarse en todos los países de la región. La heroína y el opio han aumentado las muertes, no solo en Europa y Estados Unidos, sino también en Canadá.