Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

¿Qué provocó la decisión de Enrique y Meghan?

El anuncio del príncipe Enrique y su esposa Meghan de querer apartarse de sus deberes como parte de la familia real británica sigue titulando los diarios más importantes del mundo.

En Inglaterra, ni las votaciones del Brexit en el parlamento, ni ninguna otra noticia pudo superar el interés mediático de la decisión de los duques de Sussex, “sin precedentes en la historia moderna” de la familia real inglesa.


La pareja explicó a la prensa que planea “forjar un rol nuevo y progresista dentro de la institución”. Además quieren trabajar y ser “financieramente independientes”. La decisión, en todo caso, habría llegado tras meses de reflexión y debate interno.


Ahora se buscan motivos y hasta culpables detrás de la insólita e inesperada decisión. La duquesa Meghan admitió que adaptarse a la vida real había sido “difícil” y que no estaba preparada para el nivel de escrutinio intenso de los medios al que estaba sometida, a pesar de las advertencias de sus amigos británicos de que los periódicos podrían “destruir” su vida.

Meghan Markle ha admitido que fue muy duro convertirse en madre bajo el escrutinio de los medios. Ante las cámaras del canal de televisión británico ITV, la duquesa se refirió a la dificultad de combinar una vida bajo los focos con los retos de ser “una nueva madre o una recién casada”.

Añadió textualmente: “No muchas personas se han preguntado si estoy bien, pero mi lucha es algo muy real que sucede detrás de las cámaras”. Por su parte el príncipe Enrique, también se ha referido al acoso de los medios periodísticos: “Perdí a mi madre y ahora mi esposa es víctima de las mismas fuerzas poderosas”.


Algunos medios británicos amanecieron el jueves con un gran titular en sus portadas: MEGXIT, que se convirtió en una tendencia inmediatamente en las redes sociales. En un claro acercamiento al término “Brexit” como se conoce al proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea, la etiqueta “Megxit” puede parecer un divertido e ingenioso juego de palabras.


Sin embargo, refleja una predisposición de responsabilizar a Meghan Markle de una decisión que los propios protagonistas han subrayado que tomaron en pareja. Hay críticas duras para Meghan, pero también voces que han salido en su defensa.


Ese continuo enfoque en la duquesa, divorciada, autodeclarada feminista y de ascendencia afroestadounidense, ha hecho que algunas personas vean un sesgo racista en el trato que se le ha dado a Meghan.


“Le he dicho muchas veces a Enrique que no es suficiente sobrevivir a algo, ese no es el punto de la vida y tenemos que superarlo”, dijo la exprincesa a los periodístas. El príncipe Enrique también describió su salud mental y la forma en que maneja las presiones de su vida como “un manejo de riesgos constantes”.


Detrás de la decisión de la pareja hay grandes “porciones” del trabajo de la familia real que ambos, simplemente, no podían cumplir ni soportar. Enrique odia las cámaras y ha estado visiblemente aburrido del ceremonial.


Dickie Arbiter, un funcionario de prensa del Palacio de Buckingham ha comparada la decisión de Enrique y Meghan con la abdicación en 1936 de Eduardo VIII, quien dejó la corona para casarse con la divorciada estadounidense Wallis Simpson.


#Megxit