Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Preocupación en Suecia por sus militares en Iraq

El ejército sueco va a permanecer en la base militar norteamericana de Taji, a pocos kilómetros al norte de Bagdad. No hay planes por ahora de volver a casa, según las Fuerzas Armadas de Suecia (Försvarsmakten). 70 soldados suecos están estacionados peligrosamente en Irak, justo en la zona roja del conflicto armado entre Estados Unidos, Irán e Irak.

El primer ministro de Suecia, Stefan Löfven (S), escribió en las últimas horas en Facebook que estaba profundamente preocupado por los acontecimientos en Irak y la seguridad de los soldados suecos. “Ahora tenemos que esperar la comunicación oficial de Irak,para entender mejor el significado de la decisión tomada por el Parlamento”, escribió Löfven.


El hemiciclo de parlamentarios de Irak votó el domingo una resolución mayoritaria para pedir al gobierno que exija que la coalición liderada por Estados Unidos se retire del país. Son soldados de 70 países, incluyendo Suecia, que estaban luchando contra el IS (Islamiska Staten), liderados por tropas norteamericanas.


Fuentes militares suecas han dicho que las operaciones de la tropa en la base Taji se han pausado y se trabaja más que nada en tareas de seguridad, a la espera de los acontecimientos. “Por ahora, nuestro batallón va a permanecer en ese lugar, de acuerdo con el mandato que tenemos”, dijo Kristina Swaan, comunicadora del Ejército, a la televisión sueca (SvT).


“Son nuestros políticos quienes tienen que decidir si nos quedamos o regresamos a casa. Si se nos pide que nos retiremos, tenemos un plan de acción de como llevar a Suecia a todos nuestros soldados en forma segura”, agregó Swaan.


La ministra de Asuntos Exteriores, Ann Linde (S), dijo también a SVT News que la necesidad internacional de cooperación para luchar contra el IS, continúa. “La escalada militar y retórica de los últimos días corre el riesgo de conducir a una espiral de violencia con grandes consecuencias”, agregó la ministra de exteriores.


Mientras tanto el primer ministro resaltó que “la operación militar sueca se basa en una invitación del gobierno iraquí. Ahora tenemos que esperar una comunicación oficial de Irak para entender mejor la decisión del Parlamento”, escribió Stefan Löfven.

SVT News estuvo en contacto con un hombre sueco que se encuentra en Bagdad, cuya identidad se ha reservado, al que le preocupa que la situación amenazante, siga aumentando. “La situación recuerda al 2003 cuando Estados Unidos invadió Irak, la gente en sus literas esperando que llegue la guerra en cualquier momento. Se escuchan aviones no tripulados y aviones de combate estadounidenses en Bagdad. Las sirenas se escuchan a cada rato y se mezclan con el sonido de los cohetes, siento que va a ser una guerra de poder en el corto plazo”, escribió SVT.