Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Plebiscito en Chile para abril del 2020

Los chilenos decidirán en un plebiscito en el mes de abril, si cambian o no la Constitución heredada del dictador Augusto Pinochet. Los partidos de gobierno y de la oposición, menos el Partido Comunista (PC) lograron un acuerdo histórico, en respuesta a un mes de protestas en las calles que exige igualdad social y dignidad.


El acuerdo”por la paz social y la nueva Constitución”, como lo han bautizado son dos páginas con 12 puntos en los que formulan una vía que hasta ahora nunca se había probado en Chile para elaborar una Carta Magna. El proceso arrancará el próximo mes de abril con un plebiscito en el que los chilenos tendrán que responder a dos preguntas: ¿Quiere usted una nueva Constitución?, y si es afirmativa, ¿Que tipo de órgano debiera redactar la nueva Constitución?


Las opciones serán una Convención Constitucional que estaría formada en un cien por ciento por ciudadanos elegidos en voto universal y una llamada Convención Mixta Constitucional, donde habría un 50 por ciento de parlamentarios y el mismo número de ciudadanos.

La histórica declaración de los políticos chilenos señala textualmente que “la elección de los miembros de ambas instancias se realizará en octubre del próximo año, conjuntamente con elecciones regionalñes y municipales, bajo sufragio universal con el mismo sistema electoral que rige para los diputados”.


Es decir los chilenos tendran Plesbicito en Abril y votaciones para elegir a quienes van a redactar la nueva Constitución en el mes de octubre del 2020.


El órgano constituyente “tendrá por único objeto redactar la nueva Constitución y se disolverá una vez cumplida la tarea”. Después, el borrador de la Carta Magna tendrá que someterse a un referendum en un máximo de 60 dias. En esta oportunidad el voto será obligatorio.

La gran mayoría política ha celebrado este acuerdo, pero hay sectores que no confían en el Gobierno y han acusado de que “el acuerdo tiene una letra chica”, con intenciones de no cambiar nada.

Se refieren a que las personas elegidas para cambiar la Constitución van a tomar decisiones fundamentales para el país con un quorum de dos terceras partes. “Allí está la pillería de la derecha, igual van a salir favorecidos”, han escrito en sus carteles los manifestantes que siguen en la calle. Los manifestantes han denunciado que el acuerdo no soluciona las urgencias sociales que ellos exigen desde hace un mes: mejorías en las pensiones, sueldo mínimo, salud, educación y otras.