Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Menos gases de efecto invernadero en Europa

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen propuso oficialmente ampliar los objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero de la Unión Europea previstos para 2030, a pesar de la resistencia de importantes capitales como Berlín.

Bruselas considera imprescindible elevar la meta del 40 al 50 por ciento. El recorte a 2030 sería la parada intermedia para que en el 2050 Europa logre la neutralidad de carbono, es decir emisiones netas a cero.


Ahora la proposisión debe ser aceptada por el Parlamento Comunitario, aunque se esperan reticencias de algunos de los 27 países miembros, entre ellos Alemania. La aprobación del Pacto Verde llega en mitad de la Cumbre del clima que se celebra en Madrid. Europa toma la delantera, mientras otras potencias siguen mirando para otro lado, como Estados Unidos o China.

Legisladores de dos países europeos estan planteando prohibir los vuelos en los trayectos que se puedan hacer en tres horas o menos en tren, una medida que evitaría la emisión de toneladas de CO2 a la atmósfera. Los Países Bajos y Francia son los que han propuesto esta medida.


A nivel global, la aviación es responsable de la emisión del 2 por ciento de todas las emisiones de carbono. Existe un movimiento identificado como “Yo me quedo en tierra”, por el que muchas personas están comenzando a elegir el tren o el autobús para desplazarse y viajar, en lugar del avión. En Suecia existe incluso el grupo “Flygskam” o “verguenza de volar”, que se ha hecho popular gracias a la joven activísta Greta Thunberg, quien se niega a viajar en avión.

Tambien se quiere incentivar en Europa un mercado libre de bolsas plásticas. Entre 8 y 12 millones de toneladas de plástico terminan cada año en los océanos y segun cifras de la ONU, anualmente utilizamos 5 billones de bolsas plásticas, lo que equivale a 9,5 millones por minuto.


La nueva presidenta de la Comisión Europea ha dado el primer paso para su Pacto Verde que prometió hace unos días. Solo le queda vencer las reticencias de los países del Este más dependientes del carbón, ocupando una posición de liderazgo en el combate contra el calentamiento global.