Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Los viajeros de Italia deben quedarse en casa

El virólogo sueco Fredrig Elgh cree que cualquiera que haya estado en áreas afectadas por el coronavirus en el norte de Italia no debe salir de la puerta de su casa. Pero, las autoridades de la salud pública no se han adherido a esta estrategia. “Parece que juegan con los ancianos y los enfermos”, dijo Fredrig Elgh al diario Svenska Dagbladet.


El profesor y médico jefe de la Región Västerbotten, al norte de Suecia escribió un artículo de debate donde advirtió de una “gran tormenta” del coronavirus que afectará a las personas y a la sociedad durante mucho tiempo. En la última semana se ha comprobado esa tendencia.


“Es un momento muy difícil para la atención médica y especialmente para los cuidados intensivos. No entiendo que la Autoridad de Salud Pública no diga claramente que las personas que han estado en el norte de Italia deberían quedarse en sus casas. Tienen que decirlo, esconder ahora la cabeza en la arena no es constructivo”, comentó el facultativo.

El domingo, una gran cantidad de viajeros estaban regresando a las ciudades de Umeå y Skellefteå, al finalizar las vacaciones deportívas en la región norte del país. Aún no se han descubierto casos del virus Covid-19 en Norrbotten, Västerbotten o Jämtland. El doctor Elgh cree que es muy difícil romper la cadena de la infección y que habrán casos en esa zona en las próximas horas.


No se trata de aislar a grandes multitudes o suspender espectáculos como el Melodifestivalen. “No, eso indicaría demasiado pánico. Entonces tendríamos que parar el metro y todos los autobuses”, resaltó el virólogo. Sin embargo ha recomendado que “nos tenemos que preparar para lo peor”.


Por otro lado, el epidemiólogo estatal Anders Tegnell dijo el sábado que es más fácil tener control sobre la situación si la población actúa como de costumbre. Si la Autoridad de Salud Pública aconsejara a cualquier persona que haya estado en el norte de Italia a quedarse en casa, el riesgo sería que conozcan a personas fuera del trabajo y que esos contactos sean más difíciles de rastrear.


El domingo se desmintió que hubiese una propagación del virus en el Hospital de Danderyd. Sin embargo se confirmaron otros 14 casos positivos en la región de Estocolmo. Hasta ahora hay 115 personas infectadas en la capital, 203 casos en todo Suecia.