Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Los griegos no quieren más inmigrantes

Cientos de heridos en violentos enfrentamientos en Grecia. Habitantes de las ciudades de Lesbos y Chios salieron a las calles para protestar por la construcción de nuevos campamentos en esas regiones para recibir inmigrantes.


Las tensiones en las islas griegas se intensificaron cuando la policía reprimió violentamente a los manifestantes en tres sitios de Lesbos, lugar donde se van a construir los nuevos campamentos.


El primer ministro griego ha pedido calma y se reunirá en las próximas horas con el gobernador regional y los alcaldes locales para discutir la crisis. Una veintena de policías antidisturbios resultaron heridos en Chios.


Las autoridades de Atenas se han comprometido a construir nuevos centros para reemplazar las instalaciones superpobladas en Lesbos, Samos, Chios, Leros y Kos. Las cinco islas se encuentran frente a la costa de Turquía, en una ruta donde cientos de miles de inmigrantes han intentado cruzar el mar camino a Europa en los últimos años.


Ahora ha crecido un gran movimiento de oposición local a los nuevos centros. Las multitudes están protestando desde el miércoles, las protestas más violentas se han registrado en Lesbos y Chios.



El gobierno envió en secreto maquinaria de construcción y cientos de policías a las islas para iniciar el proyecto, pero los habitantes cerraron carreteras y atacaron a la policía. Las maquinarias fueron destruidas y un hotel donde se alojaban trabajadores y policías involucrados en el proyecto, fue saqueado y quemado. Las comunidades locales sienten que sus islas se han transformado en prisiones gigantes, mientras que los solicitantes de asilo se ven obligados a vivir en lugares peligrosos y en deplorables condiciones humanas.


Cientos de miles de emigrantes llegaron a las islas griegas frente a Turquía en ruta desde Siria a Europa en el 2015 y 2016. Desde entonces los números han disminuido después de un acuerdo de la Unión Europea con Turquía. Sin embargo, las llegadas han vuelto a aumentar y un total de 42.568 refugiados se encuentran actualmente en las islas.


Unas 19.000 personas se encuentran actualmente alojadas en el campo de refugiados de Moria, en Lesbos, originalmente diseñado para albergar a menos de 3.000 personas. Hay niveles similares de hacinamiento en otros sitios repartidos por las islas. Las Naciones Unidas han pedido poner fin a las condiciones “impactantes y vergonzosas” en los campamentos griegos.