Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Los demócratas buscan al rival de Trump

Partió con problemas la carrera por la Casa Blanca de los demócratas en Iowa. Las votaciones primarias derivaron en un fiasco ante supuestas "irregularidades" y demoras en la publicación de los resultados.


Hasta el presidente Trump se burló de los primeros manotazos electorales de sus contrincantes. “Nada les funciona”, dijo el mandatario ante los retrasos. A pesar de todo, el candidato demócrata Bernie Sanders alegó una escasa ventaja sin conocerse los resultados oficiales. Iowa, un pequeño estado rural donde tradicionalmente parte la temporada electoral desde 1970, es visto como un termómetro en el proceso que puede demorar meses, para finalmente determinar quien le va a disputar la reelección a Donald Trump el día 3 de noviembre.


El lunes, los votantes acudieron a más de 1.600 escuelas, bibliotecas a iglesias. El martes por la tarde todavía habían problemas tecnológicos aparentes. A pesar de la ausencia de resultados, varios candidatos reclaman la victoria.


El senador de Vermont, Bernie Sanders quiere ir por delante de Pete Buttigieg, el ex Alcalde de South Bend, en Indiana. Al parecer los dos nombres mas pesados en esta elección interna del Partido Demócrata norteamericano, van a llegar pareados a la segunda votación de New Hampshire, el próximo 11 de febrero. El proceso termina en Puerto Rico a principios de junio.

Los nominados de ambos partidos (Demócratas y Republicanos) serán elegidos a través de una serie de primarias y asambleas en cada estado y territorio de Estados Unidos. A falta de nuevas caras, el candidato republicano será Donald Trump. Aunque técnicamente tiene dos rivales, es el más popular en su partido político.


Por eso,las primarias demócratas revisten importancia porque de ellas saldrá el rival de Trump. El actual presidente seguramente jurará como candidato republicano en la convención del partido en Charlotte, Carolina del Norte, entre el 24 y el 27 de agosto.

Los demócratas confirmarán a su candidato en su propia convención entre el 13 y el 16 de julio en Milwaukee, Wisconsin. A lo largo de las primarias demócratas hay 3.979 delegados disponibles. Si un candidato gana el apoyo del 50 por ciento de esos delegados durante la temporada primaria, es decir 1.990 delegados, entonces se convierte en el candidato en una votación en la convención.


Después de este largo proceso, solo queda un paso para ambos candidatos: la elección presidencial, el 3 de noviembre.