Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Los demócrata cristianos quieren más exigencias para extranjeros

El partido de los demócrata cristianos suecos (KD) quiere reducir el número de solicitantes de asilo en un 70 por ciento, en comparación a las cifras de hoy. Tampoco han aprobado algunas garantías que se relacionan directamente con la reunificación familiar.


Entre otras cosas votaron en su última asamblea anual celebrada en Umeå, al norte de Suecia, por prohibir el uso del velo total en las mujeres que trabajan en servicios públicos, especialmente en las escuelas.


Niños sirios durmiendo ante el Servicio de Migración en Märsta, Suecia. TT ( REUTERS )


Todos los extranjeros deberán tener un trabajo y medios propios para subsistir si quieren invitar a vivir en Suecia a sus familiares. Incluso los menores que vinieron solos deben tenere recursos propios si quieren traer a sus padres.


La Oficina Nacional de Migración estaba tramitando un total de 18.104 solicitudes hasta el mes de octubre.

Ebba Busch Thor reelegida


En la reunión del KD, como se esperaba, fué reelegida su líder Ebba Busch Thor, de 32 años.

La agencia sueca Demoskop ha sindicado a Ebba Busch como una de las políticas con más atributos en la actualidad: “competente, honesta, visionaria, fácil de entender, estadista y una enorme capacidad de tomar decisiones”. Sus atributos empatan en las encuestas con el líder del Partido de la Izquierda (V), Jonas Sjöstedt.


Las exigencias democrata cristianas afectarían- de aprobarse- a todos los inmigrantes o solicitantes de asilo que quieran traer a Suecia a sus familias, menos los padres que abandonaron hijos menores en sus países de orígen.

Lo que el KD realmente busca con estas exigencias es que los padres no sigan mandando a sus hijos “a un viaje desconocido y peligroso hasta Suecia, para después poder ingresar ellos al país, invocando los derechos de reunificación familiar”, explican los acuerdos del Congreso.

Los permisos de permanencia legal en el país serían provisorios y por tres años, cuando una solicitud de asilo sea aprobada. La residencia permanente y la ciudadanía sueca estarían condicionadas a requisitos de idioma y antecedentes personales.

Entre otras cosas han propuesto prohibír los intérpretes a los menores, e introducir estudios de idioma sueco (SFI) obligatorio a las mujeres extranjeras que tengan permisos maternales.

La prohibición del velo total y burka no se pudo aprobar para niñas menores de 18 años, sin embargo, esta medida afectaría a profesoras y personal de escuelas y servicios públicos, si es que se aprueba en el Congreso.

“Como madre, está muy claro que quiero ver y tener un contacto total con la persona a la que dejo mis hijos en la escuela”, dijo Ebba Busch Thor.