Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Lluvia de millones a las comunas suecas

El gobierno sueco cedió a las presiones de los partidos políticos de la oposición y decidió abrir la billetera. 5.000 millones de coronas extras de las arcas estatales van a ser distribuídos a los municipios y a las regiones, para paliar deficiencias económicas en los sistemas de asistencia social y del bienestar.


Los más beneficiados- según el gobierno- serán los servicios de salud y los hogares que cobijan a los adultos mayores.


Además, el sistema judicial recibirá 750 millones, los cuales se van a repartir entre Gendarmería ( Kriminalvården), Juzgados y el Tribunal de Migraciones (Migrationsdomstolarna). La importante y esperada decisión de los cuatro partidos del actual gobierno sueco (S, MP, C y L), fue dada a conocer en una concurrida conferencia de prensa.

“En algunas comunas de Suecia se van a poder evitar los despidos, en otras se dará empleo a más personas de la tercera edad, se va a reparar una escuela o construir una guardería infantil, esa es la idea, mejorar el bienestar y la seguridad social de todos”, dijo la ministra de Finanzas, Madgalena Andersson.


El gobierno estaba siendo presionado por la izquierda y los moderados para que se destinaran fondos extraordinarios a los municipios. Si el dinero para el bienestar no llegaba, la oposición había amenazado con acusar constitucionalmente al primer ministro, Stefan Löfven y a la ministra de Finanzas. El partido de la Izquierda (V) exige 10.000 millones de coronas suecas adicionales y la derecha de los Moderados se conformaba con 3.000 millones.


Pero, en general, los políticos suecos están de acuerdo en que el bienestar y la seguridad deben fortalecerse, y eso se hace con dinero. Los habitantes de Suecia viven más, nacen más niños y la población crece. Es un desarrollo positivo, pero también significan que la sociedad y el bienestar se enfrentan a grandes desafíos, escribió el gobierno en un comunicado.


Agregó que el nuevo presupuesto extraordinario va a ayudar a reducir la delincuencia y aumentar la seguridad, especialmente en las ciudades más grandes y populosas del país. Los nuevos 5.000 millones de coronas suecas se suman a los otros 5.000 que ya están aprobados en el presupuesto de asistencia social para 2020. El próximo 15 de abril, el Parlamento sueco deberá aprobar todos los aportes.


De la lluvia de millones, un total de 3.500 van a los municipios y 1.500 a las regiones. Lo anterior significa que cada comuna del país va a recibir una subvención extraordinaria de 12 millones de coronas.


Ha trascendido en el informe económico del gobierno que más de 250 millones de coronas van a ir en ayuda de las comunas en general, durante el presente año, para dar trabajo y ayuda médica a los jóvenes con problemas de delincuencia y psicosociales. 400 millones van a reducir los tiempos de procesamiento en juicios y sentencias criminales, y 180 millones van a agilizar los Tribunales de Migración.


También hay fondos asignados a la Administración de Aduanas, para aumentar la presencia y vigilancia policial en las fronteras de Suecia.


Una lluvia de dinero que, sin embargo, no ha calmado los ánimos de la oposición política. “No es suficiente”, dijo Ebba Busch, líder de los demócrata-cristianos.


Los moderados de Ulf Kristersson (M), quieren otros 3.000 millones, mientras que el líder de la Izquierda (V), Jonas Sjöstedt, piensa que los municipios necesitan un aporte mayor, el doble de lo otorgado.