Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Las reformas del Papa asustan al Vaticano

Todos los caminos conducen a Roma, o más bien, al Vaticano. Allí vive el Papa Francisco, un pontífice imprevisible que ha revolucionado los hábitos de trabajo de los periodistas que siguen los asuntos de la Santa Sede. En su entorno todo es posible y nadie asegura que detrás de un acto aparentemente sin importancia no surja la gran noticia del día.


En el mismo día en que cumplió 83 años puso fín a una de las históricas excusas sobre las que edificó durante décadas el muro del silencio en torno a los abusos sexuales cometidos por sacerdotes. Promulgó dos nuevas leyes que, entre otras cosas, terminarán con el secreto pontificio en los casos de abusos a menores. Ahora, las victimas podrán tener acceso a la documentación de sus casos.


La nueva norma es un paso más en la apertura del actual pontificado a los problemas que aquejan a la iglesia. Los canonistas consideran que el paso dado por el Papa Francisco para suprimir una norma que hasta 1974 se llamaba “secreto del Santo Oficio” es un gran avance hacia la transparencia que reclamaban las víctimas.


Siete años son pocos para cambiar una institución de dos milenios de vida, pero con determinación y pequeños gestos, el Papa Jorge Bergoglio ha conseguido, al menos, mostrar una iglesia más transparente, reformísta y de puertas abiertas. En diciembre del 2014, cuando solo tenía un poco más de un año en el Vaticano (asumió el 13 de marzo de 2013), fué el gran mediador en las sombras para un restablecimiento de las comunicaciones entre Estados Unidos y Cuba, tras 30 años de conflicto. Obama y Raúl Castro forjaron una alianza que, lamentablemente, quebró Donal Trump.


Desde su nombramiento no ha ocultado su interés por tender puentes entre los diferentes líderes religiosos del mundo. Se reunió con Bartolomé I, su homólogo ortodoxo. Fue el primer Papa en visitar Corea, Sri Lanka y Filipinas.


Algo que ha llamado la atención de este jefe de la iglesia católica reformísta es el uso de las nuevas tecnologías y formas de comunicación. Ahora el Vaticano tiene un twitter oficial. Ha condenado las protestas en Chile, Francia y Hong Kong y ha impulsado numerosos programas religiosos y económicos para socorrer a quienes sufren el odio o la persecución en Tierra Santa y Oriente Medio.


En febrero del 2019 el Papa Francisco convocó a los presidentes de las Conferencias Episcopales de todo el mundo a participar en un encuentro sobre la protección del menor y contra los abusos e integración de la mujer. Hace algunos días nombró a la italiana Francesca Di Giovanni como nueva subsecretaria de la Sección para las Relaciones con los Estados, lo que supone el mayor cargo ocupado por una mujer en la Secretaría de Estado.


Ahora se enfrenta a la más controvertida decisión de su mandato, la decisión sobre el celibato en el sacerdocio. El Papa emérito de 92 años, Benedicto XVI, se opone frontalmente al celibato opcional y sobre todo a la ordenación de hombres casados. La brecha entre los dos Papas se ha acentuado y el Vaticano- a la espera de lo que decida Francisco- afronta una inesperada turbulencia.


El pasado 10 de enero, el Papa advirtió a los embajadores de 183 países que las tensiones entre Teherán y Washington amenazan con poner las bases de un conflicto bélico a mayor escala.