Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Las fronteras de Suecia están cerradas

No habrá crisis migratoria, según el gobierno


Todas las fronteras de Suecia están cerradas o preparándose para cerrar, según el director de la Oficina Nacional de Inmigración. Mikael Ribbenvik aseguró a los periodistas que Europa ha cambiado drásticamente desde la crisis de refugiados en 2015 y que gran parte de la información de Turquía es falsa.



“No hay cientos de miles de personas en la frontera y creo que las cifras de la Organización de las Naciones Unidas están sobreestimadas”, dijo el jefe de Migración a la televisión sueca.

La crisis de refugiados y migrantes en la frontera entre Grecia y Turquía está ejerciendo presión y un acalorado debate entre los partidos políticos suecos. Nadie quiere que la crisis del 2015 se repita, cuando más de 160.000 solicitantes de asilo llegaron a Suecia. Va a ser muy difícil lograr un acuerdo.


El Comité Parlamentario de Migración tiene la tarea de presentar propuestas para una nueva ley de asilo permanente después del verano. Todos los partidos tienen representantes en el trabajo del comité, pero están muy lejos unos de otros.


El líder del SD (Demócratas de Suecia), Jimmie Åkesson, hasta viajó a la región fronteriza para distribuir folletos con el mensaje de que Suecia estaba llena. El líder de los moderados (M), Ulf Kristersson, se visitó con ropa de caza y escribió en las redes sociales que la frontera hacia Suecia debería estar cerrada. El gobierno cree que lo más importante en este minuto es mantener cerrada la frontera exterior de la UE, es decir la frontera griega. Lo cierto es que el debate infectado sobre el tema de la migración ha vuelto a estallar.



Ayer, los Moderados salieron con el mensaje: “Fortalezca la frontera”, y la Federación Juvenil del Partido del Centro contrasta con un slogan totalmente opuesto: “Abran la frontera”. Los partidos más grandes han afirmado claramente que no quieren una situación como la del 2015. Pero a pesar de esto no están de acuerdo con el Comité de Migración.


Rasmus Ling, portavoz del partido del Medio Ambiente, defiende el derecho de asilo: “Debemos proteger el derecho de asilo y ver a las personas necesitadas. Espero que podamos llegar a un acuerdo lo más amplio posible sobra una política de migración humana y legalmente segura. No podemos imaginar que haya un millón de refugiados sufriendo en la frontera”, dijo Ling a la Sverige Television (SVT).


Los militares griegos se han instalado a lo largo del rio Evros y muchos vehículos de guerra se han apostado en toda la zona fronteriza para impedir el paso de los inmigrantes. También están llegando a la zona destacamentos de las fuerzas de seguridad de la Unión Europea, FRONTEX, para fortalecer la protección de las fronteras.



El ministro de Migración de Suecia, Morgan Johansson (S), no quiere retirarse del acuerdo con Turquía y dijo que intentará que la UE aborde el tema en una reunión extraordinaria de esta semana. “Quiero que el Comité de la UE respalde la posición del gobierno sueco, lo que significa entre otras cosas, respaldar a Grecia y ayudarlos de diferentes maneras. Al mismo tiempo, debemos respetar el derecho internacional y garantizar que se respeten las normas internacionales”, dijo el ministro Johansson.


Pero los del SD (Sverigedemokraterna), son duros y críticos con el gobierno: “Nos preocupa la posición sueca en la que existe una actitud desepcionante hacia Turquía y Erdogan. Turquía debería ser condenada. No es razonable que Turquía nos mantenga como rehenes para asegurar la frontera de la UE. La Unión Europea debería poder mantener sus propias fronteras”, dijo Martin Kinnunen, portavoz del SD. La situación en la frontera griega se ha vuelto un polvorín político en el Parlamento sueco.