Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

La pena de muerte sigue vigente en 33 países

170 países han abolido la pena de muerte o al menos, han introducido una moratoria sobre su uso. Pero otros 33 han llevado a cabo a menos una ejecución, en los últimos tres años.

El Secretario General de la ONU, António Guterres, marcó el Día Mundial contra la Pena de Muerte, elogiando los esfuerzos de los países para poner fin a la práctica.

Dijo que 170 estados “han abolido la pena de muerte o han introducido una moratoria sobre su uso”. Cuando se habla de moratoria se refiere a un acuerdo para suspender una política o acción. Sin embargo la organización Amnistía International asegura que son 142 países los que han abolido la pena de muerte en la ley o en la práctica y que en los últimos cinco años, un total de 33 países han concretado al menos una ejecución.


Cuatro países han sido responsables del 84 por ciento de las ejecuciones en los últimos años: Arabia Saudita, Irak, Pakistán e Irán. Esto no incluye a China, donde las estadísticas son un secreto de Estado. Amnistía cree que China lleva a cabo cientos de ejecuciones cada año.

Los métodos de ejecución más comunes han sido la decapitación,el ahorcamiento, la inyección letal y los fusilamientos.


La organización de derechos humanos registró al menos 2.591 condenas de muerte en 53 países, aunque en algunos, todavía existen procesos pendientes que pueden conmutar la pena, ya que la opinión pública se ha mostrado reacia a aplicar el castigo.


Según Amnistía, hay 160 países donde el uso de la pena de muerte no está permitida por ley; 7 países que permiten la pena de muerte solo por delitos graves en circunstancias excepcionales, como los cometidos en tiempos de guerra; 29 países que tienes leyes de pena de muerte, pero no han ejecutado a nadie durante los últimos 10 años, y una política más formal de no ejecutar; 56 países que conservan las leyes de pena de muerte y llevan a cabo ejecuciones, muchas veces en secreto. El informe de Amnistía incluye cinco países que no son miembros de la ONU. Tailandia fue incluida por una ejecución realizada en 2018.


Se cree que unas 1.200 personas están condenadas a muerte en Malasia, donde se castiga con la pena capital los delitos como el asesinato, el tráfico de drogas y la traición. Guinea y Mongolia abolieron la pena de muerte en 2017 y también se espera lo mismo de Gambia que utilizó la pena de muerte por última vez en 2012.


A finales del 2017, según Amnistía, 20 países habían abolido la pena capital en África. Sin embargo, en Estados Unidos, 23 personas fueron ejecutadas el año pasado.

El estado de Washington se convirtió en el vigésimo en prohibir la pena de muerte en octubre del 2018. La Corte Suprema del estado determinó que el castigo se aplicaba de “manera arbitraria y racialmente sesgada”.


Por suerte, el número de países que han abolido formalmente la pena de muerte ha aumentado constantemente. De 48 en el año 1991 a 106 en el 2017.