Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

La mancha caliente del Océano Pacífico

La han llamado la mancha caliente o hot blob, y desde que apareció hace una semana no ha dejado de generar desconciertos. Se trata de una masa de agua cálida que apareció en el Océano Pacífico, cerca de Nueva Zelanda y que se mueve hacia Sudamérica.

La enorme masa de color rojo y cuyo aspecto ha sido relacionado a una inmensa burbuja, es cuatro veces más grande que Nueva Zelanda, donde ha sido descubierta. El fenómeno en las aguas del Pacífico Sur se suma a la ola de calor que viven los países de Oceanía.


La “mancha caliente” abarca aproximadamente un millón de kilómetros cuadrados y se mueve hacia el este. La zona donde se encuentra presenta una temperatura de hasta 5 grados Celcius por encima del promedio.

Es el mayor parche de calentamiento por encima del promedio en el planeta en este momento. Normalmente las temperaturas son de aproximadamente 15 grados, ahora superan los 20, declaró James Renwick, científico de la Universidad de Victoria en Wellington. Renwick indicó que es normal que aparezcan zonas de agua más cálida, pero es extraño que lleguen a tener temperaturas como las que presenta esta gran burbuja caliente.


De acuerdo al experto, el surgimiento de este fenómeno podría deberse al aumento de las emisiones atmosféricas de gases de efecto invernadero, lo que es el resultado del cambio climático. Otros científicos manejan otra posible causa: un fuerte sistema de alta presión que se suma a la falta de viento.Este proceso se denomina anticiclón, que se produce cuando una masa de aire se enfría, se contrae y se vuelve más densa, lo que aumenta el peso de la atmósfera y la presión de aire en la superficie. Por consiguiente, la temperatura aumenta en la zona.

Según las estimaciones, la vida marina de la zona podría verse afectada, si el aumento de la temperatura en la mancha caliente penetra más allá de la superficie. Fenómenos como este pueden ser peligrosos para los océanos. La gigantesca masa de agua caliente tiene una tendencia a enfriarse antes de llegar a América del Sur, debido a las aguas frías que predominan en esa región.


Sin embargo, si el enfriamiento no es suficiente, puede llegar muy cerca del continente sudamericano y provocar cambios climáticos desastrosos. Numerosos científicos están siguiendo muy de cerca los pasos de la mancha caliente y sus efectos en el océano, a través de imágenes satelitales.