Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Incendios por todas partes

Las llamas parecen ser las grandes protagonistas de la semana. En Perú un violento incendio acabó con todo un centro comercial en la ciudad de Iquitos. Los comerciantes desesperados intentaron como pudieron salvar sus pertenencias. Decenas de bomberos hicieron frente al fuego que arraso con 90 de los 100 puestos de venta que había en el lugar. Todo parece indicar que fue un cortocircuito lo que desencadenó esta tragedia cuyas imágenes hablan por sí solas.

Peor lo tuvieron los inquilinos de un edificio de 12 pisos en la ciudad de Presov, en Eslovaquia cuando las llamas de un violento incendio se llevó la vida de cinco de sus vecinos. Los bomberos tuvieron que emplearse a fondo para salvar a varias personas que quedaron atrapadas en la azotea del edificio que ardía violentamente, como en la peor de las películas de terror, ante los ojos atónitos de cientos de personas que no salían de su espanto.


Se cree que una explosión de gas en el noveno piso fue la causante de que el tranquilo edificio se convirtiera de pronto en un infierno.

Otro incendio, más aparatoso aun si se cabe, tuvo lugar en un almacén de caucho, madera contrachapada y otros materiales de construcción en la ciudad rusa de San Petersburgo. El violento fuego se extendió por seis mil metros cuadrados pasadas las dos de la madrugada por lo que no hubo que lamentar víctimas. Mas de 200 bomberos tuvieron que hacer frente a este siniestro que dejó ante sus ojos imágenes dantescas.

Pero 200 bomberos no son nada en comparación con los 2000 que se han desplegado en Nueva Gales del Sur, para intentar aplacar los más de un centenar de incendios que arden en la costa este de Australia. Al menos 4 personas han muerto y más de 680 casas han quedado destruidas por unos fuegos que se expanden y que ya amenazan con llegar a Sídney.


El caluroso verano australiano no ha hecho mas que empezar y los incendios forestales han comenzado mucho más temprano que nunca.