Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Gran operativo en Suecia para detener las explosiones

La policía va a trabajar estrechamente con los militares suecos para detener la ola de explosiones que se han registrado en el país, en los últimos dias. Ambas instituciones van a crear un nuevo Centro Nacional de Datos y un grupo de élite, especialmente dedicado a este tipo de atentados.

También van a ser parte de este nuevo escuadrón policial algunos efectivos de la policía secreta (Säpo), y expertos en bombas y explosivos del Ejército.


El año pasado se registraron más de 250 detonaciones. En lo que va del 2020, ya suman diez las que han tenido una gran fuerza explosiva. Los últimos atentados en Estocolmo (Östermalm, Husby y Kista), y la fuerte explosión en el barrio de Hageby, en Norrköping, han rebalsado el vaso de esta escalada sin precedentes en la historia de Suecia.


La policía está investigando supuestas conexiones entre las explosiones y se cree que existen vínculos con otros actos de violencia acaecidos en Linköping, Örebro y también un club nocturno en la capital de Östergötland. Según las estadísticas del Consejo Nacional de Prevención de Delitos, en 2019 hubo 257 casos de daños en edificios y departamentos por explosiones. Pero, la policía sueca no ha logrado esclarecer los delitos en su gran mayoría.

No puedo dar una cifra exacta de los atentados aclarados, pero en todo caso los resultados positivos son muy bajos”, dijo Palle Nilsson, comandante de la Operación Rimfrost de la policía de Estocolmo, al DN. Los atentados han disminuido, en todo caso, notablemente en la región de Skåne, al sur de Suecia. Por eso, la Operación Rimfrost se ha estacionado ahora en Estocolmo.


Estamos siguiendo la tendencia del sur y comparándola con la necesidad en otras regiones. Hemos aprendido que más policías pueden hacer la diferencia y detener esta escalada”, comentó Linda Staaf, también jefe de Rimfrost, un grupo especializado que tiene y usa recursos especiales para enfrentar los delitos


La policía puede espiar los teléfonos celulares de sospechosos, instalar cámaras sin autorización e incluso realizar allanamientos cuando se requiera. Este trabajo se va a coordinar ahora con efectivos militares expertos en bombas y explosivos.


El ministro del interior de Suecia, Mikael Damberg (S), espera que hayan resultados positivos en las investigaciones que se llevan a cabo en estricto secreto y que sirvan las nuevas herramientas que se han entregado a la policía. “Tengo grandes expectativas de que la investigación policial nos llevará hacia adelante y veamos pronto más condenas por este tipo de delitos”, dijo al Aftonbladet.


Cuando se le preguntó que estaba haciendo el gobierno para detener la escalada, resaltó que en estos momentos, el objetivo es dar a la policía los poderes y el apoyo que necesitan. “En una perspectiva un poco más larga, estamos tratando de fortalecer a la policía. El año pasado, 1.100 nuevos policías fueron empleados en Suecia. Tenemos una nueva ley que permite a la policía decidir donde instalar cámaras de vigilancia y ahora, también, pueden ingresar a los teléfonos móviles y leer la información cifrada de los delincuentes”, dijo el secretario de Estado.

El trabajo conjunto de la Operación Rimfrost con militares y otros expertos sabuesos se ha repartido entre la capital, Estocolmo, y Östergötland, donde re registraron las últimas explosiones. Por primera vez, policías y militares codo a codo.