Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Gran Bretaña: entre el Si y el NO

El actual primer ministro, Boris Johnson, confía en ganar las elecciones en el Reino Unido este jueves 12 de diciembre y con esta victoria, finalmente, conseguir el Brexit. Si los sondeos aciertan, el conservador británico podría ontener una mayoría de 68 bancas en la Cámara de los Comunes.

Si gana, Gran Bretaña podría irse de la Unión Europa el próximo 31 de enero.

Mucho se ha hablado del Brexit. Pero, ¿qué es y porqué es tan importante esta palabra en el Reino Unido?. Brexit es la abreviatura de las palabras inglesas Britain (Gran Bretaña), y exit (salida), y es el término acuñado para referirse a la salida del Reino Unido de la Unión Europea (EU).


El Reino Unido se sumó al bloque continental europeo, actualmente conformado por 28 países, el 1 de enero de 1973, pero en junio del 2016 los británicos decidieron abandonar la UE y poner fin a una relación de más de cuatro décadas. Un 48,1 por ciento de los británicos votó a favor de quedarse en el bloque, pero un 51,8 por ciento se pronunció a favor de abandonar la UE.


Entre otras cosas, la pertenencia a la Unión Europea implica la aceptación de las llamadas “cuatro libertades fundamentales”: la libre circulación de trabajadores, mercancías, servicios y capitales. Y el principal argumento de la campaña a favor de la salida fue, que con el Brexit, los británicos iban a “recuperar el control” sobre sus propios asuntos, en particular sobre sus fronteras, lo que les permitiría un mejor control de la migración.


Entre otras cosas, el acuerdo establece un periodo de transición que tiene como objetivo darles a las partes tiempo para ajustarse y negociar los términos de su nueva relación. Esta complicada espera se extendería hasta el 31 de diciembre del 2020 y durante ese tiempo no habría mayores cambios en la relación entre el Reino Unido y la Unión Europea.

Pero hay cláusulas del contrato que no le gustan mucho a los ingleses, como el pago de 39.000 millones de libras, casi 50.000 millones de dolares y la instalación de una frontera física entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte. El acuerdo de salida, entonces, incluye “letra chica” que establece que mientras no se encuentren salidas alternativas, el Reino Unido se mantendría en una unión aduanera con la UE, con Irlanda del Norte obligada a aceptar ciertas reglas del mercado común europeo.


Según una encuesta de You Gov, los conservadores de Johnson obtendrán 359 asientos del parlamento, los laborístas 211, los nacionalistas escoceses 42 bancas y los liberales demócratas 13.


Entonces más que ideas políticas diferentes, la elección británica estará atravesada y dividida por el Brexit. La última vez que los conservadores ganaron en Gran Bretaña fue hace 32 años atrás. Ahora, hay una nueva política, basada en el rechazo a la inmigración, a los extranjeros, a Europa. Por eso es tan importante el SI o el No, que va a definirse el jueves 12 de diciembre, para escribir otro capítulo de la historia del Reino Unido, de allí en adelante.