Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Estallido social marca el Festival de Viña del Mar

Ricky Martin manifestó abiertamente su apoyo a los manifestantes.


El inicio del evento musical latino más importante del mundo, el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, se vio empañado por protestas y disturbios, en el marco del estallido social contra la desigualdad económica que se vive en Chile, desde octubre del año pasado.


El festival, que se realiza en la ciudad de Viña del Mar de manera ininterrumpida desde 1960, tiene más de 250 millones de espectadores globales. La inauguración estuvo en duda tras un proceso de revueltas, marcado por protestas pacíficas, violencia y graves denuncias de violaciones a los Derechos Humanos. Las cumbres de la APEC, La COP 25 y la Teletón fueron cancelados por el preocupante clima social y en redes sociales abundaban los llamados a que Viña fuera el siguiente en la lista.


¡Viña tiene Festival y en Chile no hay plata pa`l pan!, bajo esta consigna habitantes de las zonas aledañas al famoso balneario se movilizaron hasta la Quinta Vergara para pedir que se cancelara el evento y reiterar sus llamados al gobierno por reformas que solucionen la desigualdad social.


Los manifestantes y la policía protagonizaron violentos enfrentamientos: se incendiaron vehículos, se rompieron los ventanales de la Municipalidad y hubo daños significativos en el elegante Hotel O`Higgins, donde se hospedan la mayoría de los famosos que participan en el festival. Los carabineros cercaron la Quinta Vergara y repelieron violentamente a los manifestantes lanzando agua y gases lacrimógenos.



La inauguración de esta edición número 61 del Festival de Viña del Mar pasará a la historia, porque estuvo marcada por el contexto social. De hecho, el cantante puertorriqueño, Ricky Martin, la actuación principal de la noche, manifestó abiertamente su apoyo a los manifestantes.

“Yo estoy contigo, Chile, en paz, pero nunca callados, exijan lo que ustedes merecen”, dijo el artista durante una rueda de prensa. El “monstruo”, como se conoce al exigente público, gritó consignas contra el mandatario chileno y el humorista Stefan Kramer, muy querido en Chile, entregó una actuación cargado de críticas a Piñera y su gobierno.


Los disturbios, sin embargo, llevaron a la producción de Viña a suspender la obertura del Festival. La apertura del evento se retrasó 20 minutos y los presentadores evitaron mencionar a algunas autoridades, como la alcaldesa Virginia Reginato. La ciudad de Viña del Mar es la comuna en Chile con mayor número de campamentos, entre ellos la villa Manuel Bustos, con una superficie estimada de 57 hectáreas y donde viven más de 1.000 familias. Entre el glamour y los atractivos turísticos de la llamada ciudad jardín y su festival, se esconde una cara muchas veces oculta.


El humorista e imitador Stefan Kramer presentó una rutina centrada en el “despertar” de Chile, después del 18 de octubre: “Chile se cansó, basta de tanta injusticia. Empaticemos con la gente que sufre las desigualdades, salgamos de la burbuja”, dijo Kramer. Las fuerzas policiales chilenas han anunciado nuevas estrategias para impedir el boicot a los días que quedan de la fiesta musical latina.