Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

España debería mirarse en el espejo

Siendo un país rico, vive en la pobreza generalizada


Siendo un país rico, España vive en la pobreza generalizada, ha denunciado un experto de la ONU. Los grandes beneficiados son los ricos y las empresas que, pese a los beneficios, pagan menos impuestos que antes de la recesión.


Son afirmaciones duras que no corresponden a un político cualquiera. Se trata de Philip Alston, relator especial de la Organización de las Naciones Unidas, que estuvo en España realizando una completa investigación sobre la pobreza extrema y los derechos humanos.

Cañada real, un barrio pobre de Madrid.


“He visitado lugares que sospecho que muchos españoles no reconocerían como parte de su país, barrios muy pobres, con condiciones mucho peores que un campamento de refugiados”, escribió el relator de la ONU. El único aspecto positivo que ha encontrado es el compromiso del nuevo Gobierno con la justicia social.


España le está fallando por completo a buena parte de su sociedad, aquella que vive en la pobreza, cuya situación ahora se encuentra entre las peores de la Unión Europea, denunció Philip Alston. El comisionado de la ONU llegó a estas conclusiones tras concluír su visita oficial a ese país que comenzó el pasado 27 de enero, y tras la cual le queda claro que hay dos Españas muy diferentes: una la que conoció como turista, que es un país rico culturalmente, diverso y próspero, y otra, la que acaba de conocer como relator de la pobreza, en la que ha visto un país con “un porcentaje inusual de población que vive al límite y tienen dificultades para sobrevivir”.


Puesto en cifras: en 2018, el 26,1 por ciento de la población en España, y el 29,5 por ciento de los niños, se encontraban en riesgo de pobreza o exclusión social. Más del 55 por ciento experimentó algún grado de dificultad para llegar a fín de mes y el 5,4 por ciento sufrió privación material severa.



Por otro lado, la tasa de desempleo del 13,78 por ciento es más del doble de la que presenta la media de los países de la UE y ha sobrepasado el 30 por ciento para los menores de 25 años.


Para el experto en derechos humanos “los niveles de pobreza en España reflejan una decisión política. Esa decisión política ha existido durante la última década. Quiero resaltar el hecho de que entre 2007 y 2017, los ingresos del 1 por ciento más rico crecieron un 24 por ciento, mientras que para el 90 por ciento restante subieron menos de un 2 por ciento. Al mismo tiempo el Estado español “optó por recaudar un 5 por ciento menos de impuestos que cualquier otro Gobierno Europeo, y eso claro, significa que tiene menos dinero para gastar en protección social”.



A pesar de que España está prosperando económicamente, demasiadas personas siguen pasando apuros, dijo Alston. El relator de la ONU cree que España debería mirarse de cerca en el espejo.