Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Despidos en el Karolinska afectará a niños enfermos

“Los enfermos graves deberán pagar el precio de los ahorros que se han acordado en el Hospital Universitario Karolinska de Solna al despedir a 600 de sus profesionales”, escribieron 153 médicos pediatras, en una carta abierta a los políticos de Estocolmo.




El Karolinska quiere ahorrar 1.600 millones de coronas al despedir a 600 de sus profesionales, 250 médicos especializados y 350 enfermeras y ayudantes de enfermería.

La noticia de los masivos despidos en ese centro asistencial ha causado enorme preocupación en la opinión pública sueca, ya que el Hospital Universitario Karolinska es altamente especializado y atiende a pacientes con enfermedades inusuales y complicadas de todo el país.

Los pediatras han alertado sobre la falta de lugares y de profesionales que habrá en el futuro, especialmente para niños y ancianos, que necesitan cuidados intensivos.

Numerosos niños que son atendidos en el Hospital Astrid Lindgren son derivados al Karolinska cuando sus enfermedades son graves. Los pediatras denunciaron que “el trabajo de cuidados a los niños más enfermos va a estar dominado por el ahorro, en vez de la atención”.


Según la información recibida por el Sindicato Kommunal, las notificaciones de despidos afectarán a 250 enfermeras y 100 servicios de asistentes de cocina y personas que manejan el transporte de pacientes.


“Las enfermeras y ayudantes que van a quedar, no serán capaces de realizar todo el trabajo, es un gran desperdicio de experiencia y recursos” denunció el sindicato.

Pero lo que causa mayor preocupación, sin lugar a dudas, es el despido de 250 médicos y especialistas en diferentes enfermedades graves.


La administración del hospital dijo que los despidos no afectarán la seguridad de los pacientes, pero los médicos piensan diferente: “Esto es horrible, los despidos significan que perderemos competencia y eso se va a notar en las próximas décadas”, dijo la presidenta de los facultativos que trabajan en el Hospital de Solna, Yvonne Dellmark.


Ellos cuestionan la decisión de los políticos ya que- según ellos- han aumentado los costos de la atención médica y “los políticos solo piensan en ahorrar”.


“Van a ser los pacientes más graves los que van a pagar el precio”, escribieron los pediatras en una carta al Editor del diario Dagens Nyheter.