Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Descubren fábrica ilegal de tabaco en España

6 hombres a punto de asfixiarse bajo tierra


La primera fábrica de tabaco subterránea de Europa fue descubierta y desmantelada en la ciudad turística de Malaga, al sur de España. Se encontraba bajo un establo y tenía la entrada tapada con un container.



Seis trabajadores extranjeros que estaban encerrados en su interior pudieron morir asfixiados, si no hubiesen sido encontrados fortuitamente por la policía. En una especie de bunker, bajo unas cuadras de caballo, con ventilación por generadores y sin ver la luz del día, vivían hacinados un grupo de trabajadores de esta red de delincuentes, que habían montado la primera fábrica clandestina de tabaco “underground” de Europa.


Hasta ahora se han detenido a 20 personas, se han allanado 13 domicilios y bodegas y se han encautado 153.000 cajetillas de cigarrilos listas para su venta. También habían en el subterráneo 17,6 toneladas de hojas de tabaco, 20 kilos de hachis y 144 de marihuana.


La organización criminal estaba formada principalmente por ciudadanos británicos y también algunos lituanos y ucranianos. El cabecilla era Daniel Dobbs, de 30 años, un traficante de heroína y anfetamina a quien la policía británica buscaba desde noviembre de 2018 cuando huyó de la prisión de Hatfield Lakes.


La fábrica clandestina podía producir hasta 3.500 cigarrillos por hora y es la primera de tabaco falsificado que se encuentra en la Unión Europea, denunció la Europol y la policía española.



Veinte personas fueron detenidas primero, pero no habían informado a la policía que los trabajadores todavía estaban al interior del bunker, aislados y con dificultades para seguir respirando. Los hombres gritaban y golpeaban desde abajo mientras la policía registraba el área.


Los oficiales finalmente encontraron a los trabajadores y los liberaron. Los hombres fueron hallados bajo tierra, luchando por respirar, debido a que un generador que se había diseñado para bombear aire al bunker se había quedado sin energía. El jefe de la banda fué detenido en una redada policial en Málaga donde vivía con un nombre falso, después de haberse fugado de una cárcel británica.