Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Desafíos de la Unión Europea para 2020

La Unión Europea ha comenzado el año con nueva cara y difíciles desafíos. En Zagreb, la capital de Croacia, la fiesta ha sonado muy europea, porque al socio más joven del club comunitario le corresponde asumir desde enero la presidencia rotatoria de la Unión Europea.

Por otro lado, en Londres, el Big Ben ha tocado las últimas doce campanadas del Reino Unido como miembro de la UE. Los británicos tienen hasta el último día del mes de enero del 2020 para negociar las condiciones de su inminente divorcio.

Aunque todos los ojos están puestos en la histórica fecha, no significa que el Brexit y el desgaste político estén por terminar. Tras la ruptura matrimonial, ambas partes tendrán hasta el 31 de diciembre para negociar las condiciones de sus complejas relaciones futuras.


La nueva cúpula de la Unión Europea, encabezada por primera vez por una mujer, la alemana Ùrsula von der Leyen, tiene por delante una enorme tarea. Su equipo deberá tomar decisiones que implicarán a más de 500 millones de personas.

Von der Leyen aspira a un nuevo estándar de la UE en la protección climática y ha asegurado que quiere que Europa se convierta en “el primer continente climáticamente neutral en el mundo”. Muchos, aunque no todos los estados miembros ya se ha comprometido con alcanzar esa neutralidad para 2050.

Las alarmas sonaron todo el año pasado. Italia rechazó un número record de solicitudes de asilo, y los jefes de gobierno de varios países de la UE exigieron más recursos para poder recibirlos. Actualmente no hay un procedimiento automático para resolver esta situación y Europa sigue dividida sobre el tema.


Muchos países en el este del Viejo Continente no quieren recibir ningún tipo de inmigración, mientras que algunos del norte y el oeste creen que hay que abrirle la puerta a quellos que lo necesitan.


Otra asignatura pendiente de los 28 es el enfrentamiento a las desigualdadas sociales, crecientes entre las zonas rurales y urbanas y entre los propios países miembros del bloque. Según un estudio de Eurostat, en los 28 países integrantes de la Unión Europea, aproximadamente 123 millones de personas viven en riesgo de pobreza o de exclusión social mientras en el continente viven 342 mil millonarios. La UE va a tener que empezar a luchar en serio con un enemigo silencioso, la desigualdad.


2020 va a ser la prueba de fuego para los recién estrenados dirigentes comunitarios: la presidenta de la Comisión, Ursula Von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. El otro expediente urgente es la negociación del presupuesto para el periodo 2021-2027. Cualquier retraso adicional se traducirá en una interrupción de la financiación europea para comunidades autónomas y agricultores.


Sin embargo, el presupuesto para este año ya está firmado: 168.700 millones de euros. Según los nuevos timoneles, el presupuesto 2020 está “especialmente centrado en el crecimiento y la competitividad, la acción por el clima y otras prioridades, como la seguridad y la gestión de la migración”.


Se ha dejado un margen de 1.500 millones de euros para reaccionar ante necesidades imprevistas y un 20 por ciento del presupuesto se va a gastar en la protección del clima. El plan es fuerte y ambicioso pero debe contar con el apoyo de todos los países miembros, unos muy ricos y otros muy pobres. Por eso los desafíos se ven utópicos y difíciles.


#UnionEuropea #Desafíos #Croacia #Presidenciaeuropea

#Pobrezaeneuropa #Brexit #Ellatino #UrsulavonderLeyen

#migración #euros #clima #desigualdad