Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Crece la tendencia vego en Suecia

Aproximadamente un día a la semana, el almuerzo escolar en Suecia es completamente vegetariano. Al mismo tiempo, una opción “vego” se ofrece a los estudiantes que lo deseen, en cuatro de cinco días.


La carne solo se sirve solamente en dos días, y el prescado también aparece en el menú un día por semana. Todas las escuelas suecas deben servir platos diferentes, pero no deben eximir las comidas vegetarianas, lo que es recomendado y vigilado por la Oficina de Alimentos de Suecia.


“Comemos demasiada carne a nivel poblacional, lo cual es malo para la salud y para el medio ambiente. Comer vegetariano desde niño es más saludable y previene futuras enfermedades”, dijo Eva Sundberg, experta de la Oficina de Alimentos en Estocolmo. Las escuelas han ido aumentando sus almuerzos vegetarianos en forma ascendente desde el 2013, de un 55 a un 90 por ciento.


Cuando se les ha preguntado a los estudiantes sobre la comida en sus escuelas, un 58 por ciento ha dicho que estaba “buena y abundante”, 17 por ciento que era “saludable” y un menor porcentaje que era “asquerosa” cuando no había carne.

Sopa el día jueves, tacos el viernes, y pescado el día lunes. Las tradiciones de las comidas suecas son las que mandan en los restaurantes de las escuelas.


Si observamos algunos platos, no parecen haber cambiado mucho en 30 años. Stroganoff, gratinado de pescado y panqueques son algunos de los platos que más aparecen en la carta.

Según Eva Sundberg estos son platos que están adecuados para cocinarlos en grandes cantidades. “Alrededor de 2 millones de comidas se sirven todos los días en las escuelas suecas, y hemos aprendido lo que funciona, con harto buffet de ensaladas y muchos otros platos vegetarianos para elegir”.

La comida casera tradicional tampoco puede estar ausente del menú de los niños y adultos. El pudín de colifror, la manteca de cerdo y la salchicha, conviven con influencias más nuevas como el cerdo desmenuzado, Tandoori y Tom Kah Gai.


Sin embargo hay otros platos comunes que también son populares, como tallarines con salsa de carne y vegetariano, lasaña de carne y vegetariana, strogonoff de los dos tipos, gratinado de pescado, pollo, falafel, chili con carne y sopas de verduras y tomate. La tendencia en general es comer menos carne. De 87,9 kilos de carne por persona al año en el 2017, se ha bajado a 83,5 kilos. Quienes consumen carne exigen- en la mayoría de los casos- que sea sueca, producida y etiquetada en el país. El consumo de carne de pollo se ha mantenido, lo que disminuye notoriamente es la carne de cerdo y de vacuno.

El vegetarianismo atrae cada día a más jóvenes y adultos en todo el mundo. El primer país vegetariano es India, con un 38 por ciento, donde el régimen alimenticio de consumir alimentos obtenidos a partir de plantas existe después de la introducción del budismo y el jainismo, alrededor del siglo VI a.C. La India tiene una de las tasas de consumo más bajas del mundo.