Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

La guerra comercial de Trump con Europa parece inevitable

La gran noticia comercial en el mundo ha sido sin lugar a dudas el enfrentamiento entre Estados Unidos y China. Ahora, las garras del gigante del norte amenazan a Europa.


Cuando Trump llegó a la Casa Blanca en 2017, los productos chinos entraban a Estados Unidos con un arancel medio del 3 por ciento y los de USA a China con un gravamen del 8 por ciento. Desde entonces, se ha producido un incremento en cascada que los situará, a finales de 2019, en el 24 y 26 por ciento, respectivamente. Además, no habrá ningún producto producido en China, que ingrese a Estados Unidos sin barreras arancelarias.

“Llevamos ya dos años hablando de la guerra comercial. Pero, en realidad, hasta ahora no era global.”

El proteccionismo trumpista, más allá de la retórica, casi no ha afectado al resto del mundo, pero ha generado mucha incertidumbre y ha movido las reglas multilaterales de la economía en todo el planeta.


Aunque Estados Unidos impuso aranceles a las importaciones de acero y aluminio de otros países, (incluida la UE), éstos eran poco significativos porque representaban una pequeñísima porción del comercio mundial. Los mexicanos, canadienses, coreanos y japoneses tuvieron que renegociar a regañadientes sus acuerdos comerciales, aunque los aranceles no hayan significado un porcentaje exagerado.


Los productores de aceitunas españoles están entre los que sufrieron una subida de aranceles mas alta, derivada de un procedimiento antidumping el año pasado, pero el impacto global de los mismos fue muy reducido.


Sin embargo, Estados Unidos acaba de amenazar que va a imponer aranceles del 25% a las importaciones de la Unión Europea, sobre todo a algunos productos de Gran Bretaña, Alemania, Italia, Francia y España, por un total de 7.500 millones de dólares.

Ahora viene con fuerza un serio riesgo de que la guerra comercial también empiece a afectar a Europa. No sería tan seria e intensa como la que USA mantiene con China ,donde ya existen más de 360.000 millones de dólares cubiertos por aranceles, pero, los gravámenes podrían abrir la puerta a una escalada proteccionista mutua, que va a dañar aún más la maltrecha relación entre los dos continentes.