Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Chile: 64 días de protestas. La Navidad mas pobre en 10 años

Chile se prepara para vivir la Navidad más triste y austera en 10 años de su historia, tras el estallido social que se mantiene en el país desde el dia 18 de noviembre pasado. Miles de establecimientos comerciales alteraron sus actividades por el escenario de protestas y disturbios.

Foto: Jorge Portales/El Latino


Más del 70 por ciento de los chilenos reducirá sus gastos, según un estudio de la consultora Deloitte y la Cámara de Comercio de Santiago. El periodo de compras navideñas coincidió con el estallido de la mayor crisis social en el país desde el retorno a la democracia en 1990, un contexto de incertidumbre que ha provocado la caída del valor de la moneda chilena, que durante el mes de noviembre tocó mínimos históricos frente al dólar.


En la primera quincena de octubre, antes del estallido social, la estimación de gasto promedio en la temporada de Navidad era de 183.129 pesos, unos 240 dólares, un 3,4 por ciento menos que en el 2018. Sin embargo en la sexta semana de protestas la medición indicaba una reducción de un 9 por ciento frente al año anterior. Según explicaron a Efe socios de Deloitte, el ítem que más disminuirá será el de los regalos, aproximadamente un 15 por ciento. Un 72 por ciento de los chilenos califica la situación económica como “peor o mucho peor” que el año pasado.

La reducción de consumo no solo será por el ánimo de la gente sino porque muchas tiendas no estarán abiertas o restringirán sus horarios de atención. La menor demanda que vive el sector comercial no solo ha provocado despidos, sino también una menor necesidad de contrataciones nuevas para la campaña de Navidad, periódo en que cada año aumenta el número de contratos temporales.


Por otro lado, Chile teme un fuerte recrudecimiento de la violencia, tras estos 64 días de protestas que se cumplen hoy. El panorama para el mes de marzo se ve particularmente complejo, cuando se terminen las vacaciones de verano, y vuelvan a emerger las manifestaciones ante la falta de respuestas a la mayoría de los reclamos sociales.

A todo esto hay que añadir la polarización política que se va a generar producto del debate de la nueva Constitución. Chile afrontará- según los expertos- la peor combinación posible: polarización política y crisis económica.