Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Boris Johnson gana las elecciones en el Reino Unido

Ahora sí, fin del culebrón. Johnson gana las elecciones en el Reino Unido y obtiene una aplastante mayoría absoluta que le permitirá consumar el 'Brexit'. El primer ministro británico obtiene 359 escaños en una noche desastrosa para los laboristas de Corbyn.

Estas elecciones, probablemente las más cruciales de la historia británica, más que una cuestión de gobierno, se perciben como un segundo referéndum donde los británicos, con 34 escaños por encima de la mayoría absoluta, han vuelto a decir que apoyan el divorcio con Europa.


Así es que los días del Reino Unido en su ya antigua familia comunitaria están contados. A finales de enero, podría trazarse la raya roja que hace más profundo el canal de la mancha.


La desastrosa derrota laborista deja en el aire el futuro de su líder, Jeremy Corbyn, que ha anunciado que no liderará a los laboristas en unas próximas elecciones. Los británicos le han castigado por su ambigüedad respecto al Brexit.

La otra gran perdedora de la noche fue la nueva líder del Partido Liberal-Demócrata, Jo Swinson, que a primera hora de la mañana ha anunciado su dimisión. Su castigo en las urnas llegó por intentar revocar directamente el Brexit, una medida muy polémica porque no se hubiera consultado al pueblo.


Pero no todo el monte es orégano, los resultados de estas elecciones han hecho sonar todas las alarmas en Escocia donde ya se habla de un segundo referéndum. La región que votó mayoritariamente contra el Brexit, ha obtenido un buen resultado del SNP que impulsaría la celebración de otro referéndum sobre la independencia de Escocia.


El país rechazó separarse de Londres en una votación hace cinco años, pero los nacionalistas argumentan que el Brexit justifica un nuevo referéndum. Porque como mismo ha quedado claro que la mayoría de los británicos quieren salir de Europa, la mayoría de los escoceses desean seguir bajo el paraguas protector de la todopoderosa Bruselas.