Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Mujer revivió después de seis horas con paro cardiaco

Tal vez cuando el corazón de una mujer británica residente en Barcelona se detuvo, después de ser rescatada cuando le sorprendió una tormenta en los Pirineos, habría significado su muerte.

La hipotermia que sufría le había descendido la temperatura del cuerpo a 18 grados, pero los médicos del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, uno de los centros pioneros en la salud de toda España, emplearon un corazón artificial, una especie de dispositivo que oxigena la sangre fuera del cuerpo y la vuelve a introducir en él.


El dispositivo milagroso conocido como ECMO es ahora un hito en las ciencias médicas que podría marcar un antes y un después en este tipo de casos y que podría salvar muchas vidas.

El ECMO que por sus siglas en inglés significa ExtraCorporeal Membrane Oxygenation, es una técnica extracorpórea para proporcionar soporte cardíaco y respiratorio a pacientes cuyos pulmones y corazón están gravemente dañados y no pueden desarrollar su función normal. Pero en casos como el de Audrey jamás se había usado y gracias a este caso ahora sabemos que también puede funcionar.


Es curioso, pero según se dijo el estado de hipotermia en el que

se encontraba fue clave para su supervivencia, ya que sus órganos estaban más preservados, toleraban el hecho de que les llegase poca sangre y oxígeno.


Audrey Mash ha vuelto a nacer cuando la rescataron en helicóptero los bomberos, la encontraron inconsciente, su corazón se había detenido, no tenía ningún tipo de actividad eléctrica o mecánica, en una situación fuera de este caso de hipotermia no habría sobrevivido.


Sin embargo, la oxigenación con membrana extracorpórea hizo que después de seis horas su corazón volviera a latir sin que le haya quedado ninguna secuela. Al despertar Audrey agradecido el trabajo de los profesionales que le salvaron la vida y ha dicho que le ha parecido un milagro.