Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Asesinato de Olof Palme a punto de aclararse

Después de 34 años habría un asesino, vivo o muerto


Alguien será procesado por el asesinato del primer ministro sueco, Olof Palme antes del verano, o la investigación será definitivamente cerrada. La noticia, que impactó en todos los medios periodísticos de Suecia, fue confirmada por el fiscal que dirige la investigación del crimen, Krister Petersson. “Estoy seguro de poder presentar lo que sucedió con el atentado, y quien es el responsable del crimen”, dijo Petersson. Dentro de cinco meses, el fiscal va a poner todas las cartas sobre la mesa de este alevoso asesinato ocurrido en el centro de Estocolmo, hace 34 años.

“Mi objetivo es hacer pública la investigación en el primer semestre de 2020. Hemos trabajado duro y tenemos pistas en las que creemos mucho”, explicó el fiscal en la televisión sueca. Han pasado muchos años (34), desde que el primer ministro sueco Olof Palme fue asesinado a tiros. La investigación del crimen- uno de los más misteriosos y complicados de la historia policial sueca- a lo largo de los años, ha seguido y descartado numerosos rastros.

Desde que se acusó a un sospechoso, Christer Pettersson, el asesinato nunca ha estado cerca de una solución. Pero ahora, el fiscal del caso hizo estallar una verdadera bomba, cuando nadie se lo esperaba: tiene pistas seguras y posiblemente un autor, vivo o muerto, pero con identidad confirmada.


Si se cierra la investigación preliminar, significa que el grupo Palme, que ahora consiste en Petersson y cuatro investigadores del Departamento de Operaciones de la Policía Civil (NOA), se va a disolver después de 34 años de trabajo.


El fiscal no ha vacilado en afirmar que ya sabe hoy, si cerrará la investigación o procesará a un supuesto culpable. Si hay un enjuiciamiento después de tantos años, Petersson y su grupo de sabuesos habrán concretado una verdadera hazaña.


La ex fiscal y abogada Johanna Björkman, al referirse a la noticia, cree que el fiscal del caso Palme “tiene una sospecha concreta y un delincuente que obviamente está vivo”. Pero, otro ex fiscal, Sven-Erik Alhem, piensa diferente: “Dudo mucho sobre este mensaje del fiscal”, dijo al programa Aktuellt de SVT. También explicó que aunque el fiscal tenga conocimiento de una persona fallecida como el autor del crimen, es importante que se mantengan los requisitos legales de seguridad. “Por ejemplo, los familiares no van a querer que se arroje tierra o se culpe fácilmente a una persona muerta”, dijo Alhem.



El 28 de febrero de 1986 a las 23.21 del viernes por la noche, el primer ministro Olof Palme recibió un disparo en calle Sveavägen, en el centro de Estocolmo, después de haber estado en el cine con su esposa, Lisbet Palme. Fallece en el mismo lugar y es declarado muerto aproximadamente media hora después en el Hospital Sabbatsberg.


El asesino dispara dos tiros, uno de los cuales hiere levemente a Lisbet Palme. Luego desaparece, huyendo por unas escaleras hacia el Metro en Tunnelgatan.


¿La vía kurda, la vía policial o la vía sudafricana?, han sido algunas de las teorías de una de las investigaciones policiales más extensas, complicadas y caras del mundo. Varios rastros y acusaciones han sido relevantes para la investigación a lo largo de estos 34 años. Unas 130 personas han admitido el asesinato, pero todos han sido descartados.