Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

Argentina al filo de la quiebra

Han aparecido los peores datos de la situación social y económica que enfrentan los argentinos desde la crisis vivída en los años 2001-2002. El 48 por ciento de la población vive por dejado del umbral de la pobreza y el 9 por ciento lo hace en una situación extrema. Los ingresos no llegan ni siquiera para alimentar a la familia.

La peor parte se la lleva la infancia. Seis de cada diez niños y adolescentes en Argentina son pobres, lo que tiene un impacto directo en su alimentación, desarrolo y educación. El desastroso informe corresponde al Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica de ese mismo país (UCA), quienes proponen en forma urgente la creación de hasta cuatro millones de puestos de trabajo en un periodo de cinco años.


Los más afectados son los niños y ellos son la inversión del futuro”, advirtió Agustín Salvia, director de la entidad académica.


El nuevo presidente argentino, Alberto Fernández, ha anunciado un plan contra el hambre para el arranque de su gobierno. Entre las medidas que se preparan figura una tarjeta alimentaria subsidiada para cerca de dos millones de argentinos que hoy tienen dificultades para comprar alimentos.


Es alarmante que esto ocurra en un país que está entre los mayores agroexportadores mundiales, especialmente de carne. Por ahora, el presidente Fernández oficializó un decreto por el que se declara la emergencia en materia laboral por 180 días. Esto signifíca otorgar una doble indemnización a los trabajadores que sean despedidos sin causa justa.


La tasa del desempelo aumentó en estos días al 10,6 por ciento, en los jóvenes varones supera el 18 por ciento y en las mujeres, el 23 por ciento. Un total de 139.000 trabajadores, entre hombres y mujeres, han quedado fuera del mercado laboral en los últimos meses.


El mandatario argentino ha sostenido que una de sus prioridades será hacer crecer el país a través del empleo y la producción. Eliminó el límite de cuatro pesos que pagaban hasta ahora los agroexportadores por cada dólar que obtenían en el exterior y aumentó al 4 por ciento las retenciones que deben pagar, además de subir al 27 por ciento los impuestos de la soja.

El trigo, el maíz y el resto de los cereales tendrán un gravamen por derecho de exportación del 9 por ciento. Difícil panorama para un país que fue líder en el año 2017 del ranking de Marca País de Latinoamérica, desplazando incluso a Brasil.


Un acádemico de 37 años, Martín Guzmán, discípulo del Premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, quien estaba instalado desde hace años en Nueva York, será el hombre encargado de sacar de la crisis a la economía argentina. Guzmán es especialista en reestructuración de deudas soberanas y es el autor intelectual de la decisión de mayor impacto en el inicio del gobierno de Fernández: no se pedirá más dinero al Fondo Monetario Internacional.

La deuda pendiente con el FMI se pagará “cuando se pueda”. Lo primero es atacar la pobreza y la cesantía-según las autoridades- e impedir la peor crisis social económica de la historia argentina.