Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

70 soldados suecos en el ojo del huracán

La preocupación está aumentado en el Medio Oriente luego del ataque liderado por Estados Unidos en el aeropuerto de Bagdad, donde fue asesinado un alto jefe militar iraní. Suecia tiene 70 soldados y oficiales en una base norteamericana en Iraq, a tres millas al norte de Bagdad, en el mismo ojo del huracán.

La operación militar sueca no se ha suspendido ante el peligroso conflicto, y las Fuerzas Armadas no han querido comentar sobre la supuesta existencia de nuevas medidas de seguridad, para aumentar la seguridad de los soldados. El escuadrón sueco proviene del batallón de cazadores del ejército en Arvidsjaur, un regimiento ubicado en la región de Norrbotten, a 160 kilómetros de Luleå, en el norte de Suecia.


Los militares de Suecia están en Iraq para asesorar y entrenar a las fuerzas de defensa iraquíes. Los militares y oficiales son parte de una coalición internacional liderada por Estados Unidos y que se ha llamado Operation Inherent Resolve, dirigida contra la organización terrorista IS.


“Tenemos alrededor de 70 personas en Iraq y por supuesto las Fuerzas Armadas suecas están siguiendo el desarrollo del conflicto muy de cerca y se están programando nuestras operaciones de acuerdo con la situación actual”, dijo Kristina Swaan, del departamento de comunicaciones de las Fuerzas Armadas, al DN.


Además de los instructores, el escuadrón sueco está formado por soldados y otros oficiales que trabajan en la protección y seguridad de las ditinstas bases de la coalición. Ahora, este contingente de 70 militares suecos, se ha concentrado en la base americana Taji, ubicada a solo 3 kilómetros al norte de la capital, Bagdad.


La base Taji tiene también tropas iraquíes y de otros países. Alemania, con 27 soldados en ese lugar, ha decidido aumentar la seguridad de su gente, según el periódico alemán FAZ. El personal de la fuerza de defensa alemana en la base Taji afirmó que han restringido los movimientos de la coalición en tierra y por aire. Pero los jefes militares suecos no han querido comentar sobre nuevas medidas de seguridad, o un eventual regreso, para proteger la vida de sus soldados.

Según la información del DN, el escuadrón de Arvidsjaur regresará a casa dentro de algunos días y será reemplazado inmediatamente por un nuevo batallón del regimiento K3 en Karlsborg. “Es cierto que habrá cambio de personal, pero no puedo entrar en detalles de como van a funcionar”, confirmó Kristina Swaan.


Lo cierto es que el conflicto en el Medio Oriente puede agravarse. En el peor de los casos, la escalada puede conducir a una guerra a gran escala en la región. Y las bases norteamericanas como Kirkuk o Taji, están en la primera fila del polvorín.