Síguenos en las redes sociales

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

Visitas al diario

© 2020 El Latino. www.ellatino.se

29 muertos en Chile y las protestas no paran

En la plaza Italia de Santiago, rebautizada por los protestantes como Plaza de la Dignidad y donde se conconglomeran la mayoría de las manifestaciones que se iniciaron el 18 de octubre del 2019, falleció Mauricio Fredes, la víctima número 29 del estallido social en Chile.

El hombre de 33 años, murió electrocutado tras caer a un foso con cables de alto voltaje, cuando escapaba de un carro lanza-agua de Carabineros. Un reporte anterior de la Fiscalía sumaba 26 víctimas fatales, a la que se agregaron otras dos personas calcinadas en un incendio.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), condenó también el atropellamiento de un manifestante el pasado 20 de diciembre por vehículos policiales y el incendio del Cine Arte Alameda, ocurrido el 27 de diciembre y provocado presuntamente por el lanzamiento de una bomba lacrimógena.


La CIDH ha expresado su preocupación “por la continuidad de los hechos de violencia y uso desproporcionado de la fuerza por parte de Carabineros de Chile en el contexto de las protestas sociales en las últimas semanas”, escribió el organismo en redes sociales.

Mientras tanto el presidente Piñera ha asegurado que su gobierno es respetuoso de los derechos humanos y que trabaja en la investigaci¿on de los hechos de violencia registrados hasta ahora, para evitar que sigan ocurriendo. Dijo también que muchos videos e informaciones acerca de las protestas eran falsos y montados en el extranjero.

Sin embargo, la ciudadanía ha denunciado que la represión continúa en las calles, con episodios muy violento y mortales como el de Mauricio Fredes. Un velatorio al integrante de “la primera línea” en la misma plaza donde falleció fué también violentado por fuerzas policiales.

El Comité Interamericano de Derechos Humanos ha recordado al Estado de Chile que “la protesta social es un derecho humano protegido por el sistema interamericano y que medidas que pretendan impedir o limitar gravemente su ejercicio, como el “copamiento” de espacios públicos dispuesto por la Intendencia de Santiago, son inconvencionales”.

Las investigaciones para deslindar responsabilidades sobre las violaciones a los derechos humanos en las últimas semanas deben continuar, concluyó en su informe la CIDH.


De acuerdo con el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), durante la actual crisis social de Chile, las fuerzas policiales y de seguridad del gobierno de Sebastián Piñera, han incurrido en prácticas como tortura, violencia sexual, tratos crueles, uso excesivo de la fuerza y otras vulneraciones. Las cifras siguen siendo alarmantes: 3.500 heridos con secuelas graves y 350 personas que han perdido parcial o totalmente la visión.

El caso de Gustavo Gatica, el estudiante agredido por la policía uniformada el pasado 8 de noviembre, y quien perdió la vista de ambos ojos luego que Carabineros le disparara en la cara con un arma antidisturbios, confirma el escalofriante dato que la cantidad de lesionados en los ojos por balas de goma, no solo es record en la historia de Chile, sino que tampoco tiene precedentes en el mundo.