Temas y Reportajes

Se trata del primer viaje oficial de un monarca español a la isla. Un lindo gesto de la casa real con los habaneros en el 500 aniversario de su ciudad.

El rey Felipe VI y la reina Letizia aterrizaron en Cuba, en horas de la madrugada y fueron recibidos por el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, en el aeropuerto internacional José Martí. Al día siguiente fueron recibidos con honores  por el presidente cubano Miguel Díaz-Canel y su esposa Lis Cuesta Peraza en la sede del consejo de estado de Cuba en una cena en la que no hubo discursos.

La pareja también asistió a una presentación del Ballet nacional de Cuba en el esplendido teatro Alicia Alonso, el más glamuroso de la capital cubana.

Los reyes recorrieron el casco histórico de la Habana vieja y se reunieron con una amplia representación de la comunidad española en Cuba que asciende a unos 140 000.

Esta es la primera visita oficial de monarcas españoles a Cuba, su última colonia en América. El rey Juan Carlos, padre de Felipe, fue a la isla en 1999 en el marco de una Cumbre Iberoamericana y en 2016 para los sepelios del expresidente Fidel Castro.

La prensa, los turistas y los pobladores de la Habana Vieja inundaron las calles

motivados por la vista de los reyes de España al Centro Histórico de la ciudad.

Los cubanos han trabajado para mejorar la imagen de su capital para su aniversario. Se han realizado restauraciones en la emblemática ciudad de muchos edificios importantes.

El gobierno cubano ha planeado una semana de festividades en presencia de la familia real española con fuegos artificiales sobre el Malecón habanero y con eventos en monumentos restaurados de una ciudad que muestra al mundo su mejor cara.